¿QUÉ ES LA CERILLA O CERUMEN?

La cerilla o cerumen es una sustancia amarilla como cera, producida por unas glándulas ubicadas en la parte exterior del conducto auditivo externo.

Y contrario a lo que piensa la mayoría de la gente, el cerumen no es suciedad, por lo cual no es necesario retirarlo o limpiarlo.

Tiene funciones específicas en el conducto auditivo; como lubricar la piel que recubre el conducto auditivo, por su localización y consistencia evita la entrada de suciedad, atrapando el polvo, contaminantes y en ocasiones hasta insectos.

Además tiene propiedades antibacterianas y anti hongos.

El oído tiene un mecanismo de auto limpieza por eso no es recomendable retirarlo, al retirarlo con bastoncillos de algodón lo empujamos hasta un sitio donde no se va poder expulsar y se empezara a acumular, además que al usarlos podemos lesionar la piel o algo mas delicado como es la membrana timpánica.